Peaje de Barú, una forma de proteger la Isla

0
615

La protección de la isla en su entorno y medio ambiente, el mantenimiento de la malla vial, y el control al exagerado número de visitantes que excede la capacidad de carga de la isla, fueron algunos de los argumentos que expuso la administración distrital durante la audiencia pública que se realizó en el Concejo para discutir el Acuerdo 049 por medio del cual se autoriza el cobro del peaje en la transversal Barú.

Durante la audiencia pública, nativos y dirigentes cívicos de la zona hicieron un recuento del proceso que se inició desde cuando se construyó el puente que une a Cartagena con las poblaciones de Ararca, Santa Ana y Barú, y que ha llevado consigo un cambio drástico y un impacto ambiental y económico en la zona, debido al incremento en el número de visitantes al balneario.

La idea del peaje social, según lo informó la comunidad, surgió de los mismos nativos del corregimiento,  con el argumento de que estas poblaciones carecían de recursos económicos propios para su sostenimiento.

De allí surgió  idea de la puesta en funcionamiento de un peaje para  controlar el ingreso de personas y con los aportes que se destinaran se estaría beneficiando la comunidad.

“Esta es una iniciativa que nació de los Consejos Comunitarios. Nosotros, dentro de esos consejos de consultas, se discutió entre las comunidades, con las bases principales que eran los líderes y una asamblea. Allí se estipuló que necesario ejercer un control sobre la entrada de la Isla y la única forma era construir un peaje en la zona, ubicado en la entrada del puente y también una estación de Policía para mantener la seguridad”, expresó José Eleuterio Cardales, miembro del Consejo Comunitario.

Agregó que: “para nosotros es importante que los cuatros Consejos (Ararca, Santa Ana, Barú y Pasacaballo) van a tener unos recursos propios por la captación generada por el peaje.

 

En la presentación realizada por el director de Valorización, Jorge Luis Marimón, destacó que generaría una movilidad reducida en temporadas altas de turismo, el deterioro creciente en el estado de la malla vial, consulta previa con las comunidades étnicas pertenecientes a los corregimientos de Barú, Pasacaballos, Ararca y Santa Ana y  el mantenimiento de la infraestructura.

Otro beneficio expresado es que los nativos no pagaran peaje y para los visitantes solo será cobrado de un solo sentido (Cartagena-barú).

“La ley 105 del 1993 faculta en todo el territorio nacional para la instalación y cobro de peajes, hay dos estudios que se están aportando a este proyecto de acuerdo donde nos arroja que este peaje es viable”, expresó director de Valorización Distrital, Jorge  Luis Marimón.

Este tema ha sido mencionado en todas las consultas previas tenida en los diferentes corregimientos de la Isla, ya que ha quedado como compromiso por parte del Distrito y se ha venido avanzando a través del convenio ‘Unidos por Barú’.

Dejar respuesta